Etiquetas

, , , , ,

Dice el dicho popular que cuanto más ganamos, más gastamos.  Esto se aplica perfectamente a diciembre, cuando recibimos dinero extra que en pocos días toma formas diferentes. Asi es como enero se convierte en un terreno pantanoso donde a cada paso parece que nos hundimos más y la salida más fácil es “tarjetear”.

Las tarjetas de crédito nos dan la idea de tener más disponibilidad de dinero, pero no es así.  Lo que tenemos es mas disponibilidad de deuda a un porcentaje de intereses muy alto.  Hacer uso de ellas para cubrir el déficit que dejó un gasto exagerado, es la manera más fácil de crear una “bola de nieve” de la que es muy difícil salir. Si su plan es “tarjetear” en enero, NO LO HAGA. La meta debe ser cubrir nuestro presupuesto básico, evitando el endeudamiento. Para eso, las recomendaciones son:

  1. Sólo use su tarjeta de crédito hasta el límite que puede pagar de contado al final del periodo.
  2. Limite sus gastos al máximo.  Revise su presupuesto y recorte temporalmente todo lo que no es estrictamente necesario.  Por ejemplo: prefiera llevar comida de su casa a la oficina, use transporte público, controle el gasto de teléfono, no compre nada que pueda esperar, postergue compra de ropa o zapatos hasta que la situación mejore y no compre lotería (seamos realistas, las oportunidades de ganar son mínimas).
  3. Es un buen momento para dejar malos hábitos como el fumar, tomar refrescos gaseosos, mandar cientos de mensajes de texto, etc.  Podemos vivir sin eso y reducir nuestro gasto diario significativamente.
  4. Postergue las actividades de entretenimiento (cine, fiestas, paseos) hasta que la situación sea mas estable.
  5. Evite el desperdicio en casa. Por ejemplo: compre las medidas justas de productos perecibles para que no se echen a perder, lave la ropa cuando tenga carga suficiente para llenar la lavadora, apague luces y artefactos que no utiliza, camine a los lugares cercanos en lugar de ir en carro.
  6. Consuma productos de temporada. Busque recetas en Internet para hacer cosas nuevas con los ingredientes de siempre  🙂
  7. Lleve el control de lo que gasta y siéntase orgulloso de los ahorros que logra alcanzar.

Cuidemos mucho el dinero y evitemos caer en la trampa de la deuda fácil.

¡Prosperidad para todos en el  2012!

Anuncios